Conceptos Fundamentales

La agricultura orgánica es un sistema de producción que trata de utilizar al máximo los recursos de la finca, dándole énfasis a la fertilidad del suelo y la actividad biológica y al mismo tiempo, a minimizar el uso de los recursos no renovables y no utilizar fertilizantes y plaguicidas sintéticos para proteger el medio ambiente y la salud humana. La agricultura orgánica involucra mucho más que no usar agroquímicos. Implica proyectos de vida con una fuerte interrelación entre productores, consumidores, transformadores, toda la cadena.

Fuente. http://www.fao.org

El principio de Salud

La agricultura orgánica debe sostener y promover la salud de suelo, planta, animal, persona y planeta como una sola e indivisible.

 

Principio de Ecología

La agricultura orgánica debe estar  basada en sistemas y ciclos ecológicos vivos, trabajar con ellos, emularlos y
ayudar a sostenerlos.

 

Principio de Equidad

La agricultura orgánica debe estar basada en relaciones que aseguren equidad con respecto al ambiente
común y a las oportunidades de vida.

 

Principio de Precaución

La agricultura orgánica debe ser gestionada de una manera responsable y con precaución para proteger la salud y el bienestar de las generaciones presentes y futuras y el ambiente.
 

Jacques Diouf, director de la FAO advirtió que en el mundo 862 millones de personas sufren hambre, de los cuales 52 millones viven en América Latina y el Caribe, número que puede aumentar a causa del alza de los precios de los alimentos. Diouf afirmó que “las políticas agrícolas y de seguridad alimentaria necesitan ser revisadas para responder a estos nuevos desafíos”, especialmente en cuanto al uso de biocombustibles y sus impactos en la seguridad alimentaria de quienes los producen, un tema por demás polémico a nivel mundial. Junio 2011.

“Destruyan las ciudades y conserven los campos y las ciudades resurgirán. Destruyan los campos y conserven las ciudades y estas sucumbirán" Abraham Lincoln

Sin desarrollo Agropecuario yAmbiental no hay ningún tipo de desarrollo, tal vez no se ha entendido para nuestro paìs este aspecto. Todas las materias primas, todos los recursos, los negocios. En el Campo està la fuente de todo lo que se realiza en las ciudades. Las ciudades tal cual como las conocemos son producto de sololos últimos 70 años, asì lleven màs de 200 o 300 años, la civilizaciòn actual ha construido las " Selvas de Cemento" para entrar en situaciones riesgosas a nivel agroalimentario y productivo.

El Codex Alimentarius, la define como “la capacidad para seguir el movimiento de un alimento a través de etapa(s) especificada(s) de la producción, transformación y distribución”.
En función de la actividad a desarrollar dentro de la cadena alimentaria, se pueden diferenciar los siguientes términos en cuanto a la trazabilidad se refiere:
Trazabilidad hacia atrás: En cuanto a la producción primaria, se refiere al control de todos los productos que entran en la explotación y sus proveedores (productos fitosanitarios, biocidas, piensos, etc.…).Trazabilidad interna o de proceso: Siempre refiriéndose a la producción primaria, estarían reflejadas las labores de cultivo realizadas y en particular aquellas que tengan una repercusión sobre la seguridad e higiene de los cultivos, como es la aplicación de productos fitosanitarios.
Trazabilidad hacia delante: Ha de permitir conocer el destinatario inmediato del producto elaborado.
También está este otro concepto de trazabilidad.
Es la herramienta que permite seguir un alimento desde el campo hasta la góndola de supermercado, dando al consumidor la garantía del origen del producto. Su objetivo se basa en disponer rápidamente de la información del alimento a lo largo de toda la cadena alimentaria.

La huella de carbono es “la totalidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto” (Carbon Trust 2008). El impacto ambiental de nuestras emisiones es medido a través de un inventario.

La huella de carbono es una de las formas más simples que existen de medir el impacto o la marca que deja una persona sobre el planeta en su vida cotidiana. Es un recuento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), que son liberadas a la atmósfera debido a nuestras actividades cotidianas o a la comercialización de un producto. Por lo tanto la huella de carbono es la medida del impacto que provocan las actividades del ser humano en el medio ambiente y se determina según la cantidad de emisiones de GEI producidos, medidos en unidades de dióxido de carbono equivalente.

Este análisis abarca todas las actividades del ciclo de vida de un producto (desde la adquisición de las materias primas hasta su gestión como residuo) permitiendo a los consumidores decidir qué alimentos comprar en base a la contaminación generada como resultado de los procesos por los que ha pasado.